martes, 8 de febrero de 2011

CARTAS DESDE LA RUE MEDIZ BOLIO


CARTA DESDE BILOXI EN GRANJAS MÉRIDA

A la señora María Elena Gladis Denegre Vaught Alcocer.

Querida hermana Mery:



En una CARTA fechada en cinco de febrero del 2006, te escribí para exponerte los abusos, latrocinios, saqueos y robos descarados que estaba cometiendo nuestro hermano Jorge Ramiro. Hoy, cinco años después, a trece años de la muerte de nuestro padre—que cumplirá precisamente el 27 de este mes—la situación está peor. En actos vandálicos y desenfrenados ese ratoncito pequeño sin malicia todavía, se ha transformado en un hambriento león que se está no llevando sino robando la parte de un mastondonte antediluviano.

El reparto equitativo del patrimonio no ocurrirá jamás. Jorge Ramiro se ha apoderado con gran antelación de todo, con astucia y perspicacia.
Esto intento explicarlo en este blog:

http://livingstonalgrano.blogspot.com/



DIOS TE DIO HERENCIA? EL DIABLO TE LA QUITA!!

← CONFLAGRACIÓN POR UNA HERENCIA
Posted on February 7, 2011 by lapiedravivahabla

Pocas familias no tienen una triste historia de herencias para contar: hermanos que se declararon la guerra después de la muerte del padre, un hijo que enloquece y hace trampas para ganar más que los demás en el reparto de bienes, familias que implosionan cuando la cuñada mete la cola para defender su tajada. No importa si el botín es una herencia millonaria o milenaria: según abogados expertos en Derecho de Familia y psicólogos especializados en vínculos familiares, las peleas por el reparto de bienes están en primer término en los conflictos familiares. En efecto, cuando hay bienes relevantes en juego, 7
de cada 10 sucesiones que se inician son conflictivas.

De repente, el gobierno federal, por notable determinación del Presidente Calderón, anuncia que comprará dos docenas bibliotecas y los herederos de los intelectuales famosos se lanzan furiosos a la rebatiña de la compra de sus acervos bibliográficos. En el caso narrado, los hermanos septuagenarios están a punto de despedazarse materialmente uno para evitar que sea el abusivo el más afortunado, vendiendo toda la masa hereditaria como si fuera la parte que se agencia como suya el total de una enorme y muy valiosa colección de todos los impresos importantes del país, archivos que ha sustraído el "apoderado de lo ajeno" en un procedimiento muy chicanero y brutal.



Desde un principio planeó dejarme únicamente la casa de mi abuelita con los libros que allí fue poniendo nuestro Padre. Esos libros de cultura general, novelitas y una colección de literatura mexicana tienen un valor económico muy inferior a lo que quedo en la biblioteca de Oklahoma. La masa hereditaria está allí: documentos, planos, decretos, colecciones de manuscritos, ediciones príncipes, incunables, obras de enorme valor de las que mi Padre se sentía orgulloso de poseer…


Está allí. Mucho de este tesoro bibliográfico se lo ha llevado a la casa de Xochicalco, donde también nuestro Padre guardó colecciones importantes, sobre todo de los estados.
Hay familias que, a partir de la muerte de un familiar al que heredan, quedan distanciadas para siempre. Porque no se están peleando sólo por dinero, es el momento donde se libran las batallas de poder según el lugar que cada uno ocupó en la familia históricamente. Las peleas por una herencia, rara vez se superan. Fíjense: no se pelean por el presente, sino por el pasado. Resulta que el primogénito estuvo más cercano al padre por sus intereses intelectuales y prepración universitaria.


Tomando en cuenta ambas casas, lo de Chicago es la milésima parte de la masa hereditaria. Es el pelo en la sopa del glotón, así, no sólo en volumen sino en el valor intrínseco de los libros, Jorge Ramiro se está quedando con la mayor parte, en un acto de rapiña que nada tiene que ver con el reparto justo de lo que debemos heredar.


Ni modo que mi Padre hubiese querido esto. Ni siquiera con el hecho de que quien estuvo en la librería, en sus viajes, en sus campañas a favor de los directores de archivos, hemerotecas y bibliotecas, en que me encargaba que escribiera sobre antonio Pompa y Pompa, sobre el Director de la Hemeroteca nacional o de la Biblioteca de la Universidad. Cumplí con el cometido y allí están los artículos, en los recortes que te anexo. Ahora, la Biblioteca está en manos de un Cantinflas más, como él llamaba a los vendedores de viejos que de Historia de México no sabían nada y menos de bibliografía,,,


A lo anterior, hay que agregar que todas las colecciones de la editorial “Academia Literaria” que con tanto esfuerzo sostuvo nuestro padre para la divulgación de las obras señeras de la Historia de nuestra patria, lo mismo crónicas que obras inéditas de períodos claves de nuestro devenir y que incluyó, en forma excepcional, una obra escrita en los Estados Unidos en 1963, con la edición de La Eterna Antorcha de Arlington, por tratarse de la narración del magnicidio de Kennedy que tuvo resonancias muy importantes en los asuntos nacionales, tales publicaciones se encuentran en su poder, incluso de obras ya tiradas, a las que les falta solamente encuadernación y un estudio introductorio que para el caso de Viajes de Orden Suprema de Guillermo Prieto., ya he preparado. Para tal efecto, Julian bajó los ejemplares de lo alto de los libreros de Xochicalco. Quedaron en el piso. Ahora, naturalmente, se niega a cumplimentar con la tarea de la publicación, anexando las páginas del trabajo que he realizado, como prólogo. La UAM está interesada en terminar la publicación, publicándome el estudio que anexará a la obra ya tirada, salvando así todo un trabajo que ya ha llevado en su realización casi cincuenta años, pues mi padre ordenó su tirada en la Imprenta de los Hermanos Loera de la Avenida Coyoacán e, el Distrito Federal.


En los anales de la historia quedará este acto como un verdadero crimen cometido en contra de la cultura nacional, de la memoria del prócer de la Reforma, Guillermo Prieto y de las tareas editoriales de nuestro padre.


Don José Rogelio Álvarez recibió varios llamados de Jorge Ramiro desde Chile. Puedes apostar que se traó de solicitarle su intervención para ventas que ha realizado en Chile y Argentina, donde hay libreros anticuarios y bibliófilos. De estas operaciones mercantiles nunca sabremos nada. Apoyado por María Esther y su hija Mariana, incondicionalmente, como sabes ha realizado innumerables ventas poniendo como domicilio de la librería la de Tajín y amparándose con el nombre de ella.Las ventas subrepticias han sido numerosas y puede afirmarse que de esa clase de negocios ilícitos está viviendo. Y son negocios ilegítimos porque está disponiendo de la masa hereditaria, a lo que no tiene derecho, sin haberse llevado a cabo la repartición de los bienes en el Juzgado Segundo de lo Familiar del Distrito Federal. Dispone de todo como si él fuera el único hijo de Don Jorge .


En otras palabras, Jorge Ramiro es el único heredero y a ti “te ha dado la casa de Santa Margarita” QUE TE OBSEQUIÓ NUESTRO PADRE DESDE MUCHO TIEMPO ANTES DE SU FALLECIMIENTO, mientras que a mí me da “GENEROSAMENTE” la casa de mi abuelita Elena que esa tierna y dulce mujer ya me había regalado, puesto que estaba en todo el derecho de concederme lo que le viniera en gana, como el total de su patrimonio: esa casita de las calles de Chicago, en la colonia Nápoles. Como la casita de mi abuelita es muy pequeña, en el convenio que firmamos los tres hermanos pero que carece aún de formalidad jurídica, puso que “para compensar su escaso valor! me entregaba la casa de Granjas Mérida, la que me había dizque regalado anteriormente, y un terrenito adjunto, en un acto que no tenía más fin que darle a n uestro padre la tranquilidad de que él sería un buen administrador de sus bienes pues beneficiaba a su hermano primogénito con una aparente “genero0sidad” que ahora revelaba su verdadero carácter. Así, que de modo simple, puede reconocerse que “me mandó a Cuernavaca por un tubo” para poder hacer y deshacer, según sus ambiciosos planes.


Le he manifestado que en la casa de Tajín sí quiero poner una librería verdadera, no como la de ficción, para burlar al fisco, y que es el medio por el cual pretende no sólo realizar operaciones fraudulentas con los libros de nuestro padre, ventas fantasmagóricas y por eso requería que me entregara libros que me permitan sobrevivir y no obritas que en las librerías de viejos se venden a cinco pesos, como pretendía hacer, dándome el “basuramen”—como las llamaba mi padre—a cambio de los tesoros que resguardaba.


Ahora, mis abogados le han caído en un fraude más. ESTE SÍ QUE ES GRUESO. Resulta que el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM recientemente expuso en su vestíbulo “LA COLECCIÓN JORGE DENEGRE VAUGHT PEÑA” consistente en folletería de Derecho Constitucional de los Siglos XIX y XX. Según el departamento administrativo de esa institución, se le pagó TRES MILLONES Y MEDIO DE PESOS a Jorge Ramiro Denegre Vaught Alcocer condicionándolo a que me entregara el 50% de esa cantidad. Tú no apareces en la compra venta. ¿Crees que tengo noticias directas de este bribón o que me ha mandado algún centavo de lo que según él mismo admitió tendría que entregarme, ante las autoridades universitarias? ¿Claro, es este el momento en que ni mne ha entregado nada ni me ha enterado de la transacción, porque es una nueva transa. Y como ésta hay que imaginarse cuantos otros negocios habrá realizado a nuestras espaldas y contrariando, en todo, la ley.


Ahora que demuestro mi inconformidad, se dice robado el ladrón que nos está despojando de lo principal que dejó nuestro Padre; su avaricia es tanta que ha desatado una verdadera campaña de calumnias, difamaciones, insultos e injurias que han llegado al extremo de hablarme por teléfono para dejarme recados verdaderamente insultantes como los que he grabado, para denunciarlo penalmente y del cual te transcrfibo sólo éste (perdona el lenguaje soez, propio de este mentecato:

“Te dejo este recado hijo de puta, ya tienes un hijo violador, una vieja que te pone los cuernos, pero te va ir peor, hijo de la chingada. Chinga tu madre, cabrón. Te vas a arrepentir. Te prometo que te va a llevar la chingada”.

Viles, abyectos y procaces, mensajes con que está hostigando a Jorge mi hijo, y a un joven abogado que está haciendo un doctorado en la UNAM y que conoce perfectamente mi hijita Teté, porque es yucateco.

Ha hablado a Houston, a Mérida, a Chile y a todas partes donde me conocen para acusarme de robo.

Ahora bien. Poco más de mil libros sin gran valor que llevé a Chicago, donde se encuentran, de ninguna manera equilibran los bienes que él conserva bajo siete llaves. Es como quitarle un pelo a un gato gordinflón. Para lograr sus propósitos cambió indebidamente las cerraduras todas de Oklahoma, se pertrechó en Xochicalco y está vendiendo libros en Sudamérica, Estados Unidos y México, sin nuestro conocimiento y sin que en nada nos beneficie.

Conserva los libros más caros y valiosos de la colección que le vendimos al gobierno de Campeche; tiene la colección de primeras ediciones de las constituciones de los estados de la República, tiene lo que no te imaginas y lo está proponiendo a todo gobierno interesado. Está a punto de vender todo porque el gobierno del Presidente Felipe Calderón anunció la compra de 25 bibliotecas particulares. Entre ellas está la nuestra.

Su proyecto es que su hija se convierta, como su mujer Virginia, en librera y que ellas hereden lo que nos ha quitado. A este respecto he comenzado una campaña de denuncias ante Wikipedia, ante las autoridades competentes, porque resulta que el granuja Jorge Ramiro me ha plagiado robándose el material que tengo en mi página electrónica “JORGE DENEGRE VAUGHTPEÑA” en el servidor hispano PERSONALES.COM:

http://personales.com/mexico/campeche/jorgedenegrevaughtpeña


Y antge las autoridades competentes civiles y penales porque se han adueñado de la Editorial Academia Literaria y han comenzado por publicar un mamotreto mamón de pésima “poesía”—que si tal basura es poética, yo soy William Shakespeare. Este acto irresponsable y estúpido por supuesto que desprestigia a la editorial Academia Literaria, fundada por nuestro padre. Y, como dije ya, el hecho de que me haya publicado una obra, fue por dos razones: primero, que el Instituto Mundial de Prensa de Saint Paul, Minnessota, pagó por la edición; segundo, que la obra, según Antonio Pompa y Pompa, Harry W. Morgan y otros que ponen proemio, introducción y prólogo, es una obra importante tant o periodística como literariamente.

Fue nuestra contribución al presidente más justo con respecto a nuestro país que hemos tenido la fortuna de tener como jefe de la nación vecina. Bajo su régimen se nos devolvió El Chamizal, y este acto trascendente lo describo en una parte del libro pues, como becario del “World Presss Institute”, llegué a Ciudad Juárez para hacer un reportaje sobre la reincorporación de ese pedazo de suelo nacional que se publicó en Novedades y, por supuesto, en el libro, La Eterna Antorcha de Arlington. Por eso y más, Kennedy fue un presidente sumamente popular en México. Mi libro se vendió muy bien. Quedaron pocos ejemplares que también están, junto con las crónicas, y demás colecciones en manos de Jorge Ramiro. Y eso no ha sido todo, sino que tan abusivo y ladrón de la honra ajena, tanto padre como hijo, se ha lanzado torpemente ha escribir una serie de articulejos tan deplorables y peripatéticos que cuando publique el artículo que preparó con las zarandajas, equivocaciones y absurdas consideraciones de este pelafustán, te enviaré copia, pero el caso es que lo hace amparado en una dizque fundación de ignorantes y pendejos que dicen ser la Nueva Academia Literaria, lo que también daña el prestigio de la editorial paterna.



De ninguna manera lo permitiré. Estamos corriendo el riesgo de que todo quede incautado, pero ya he dado aviso a la policía de que pretende entrar por la fuerza en Chicago y esperan solamente un llamado al teléfono del jefe del sector para llegar en cuestión de minutos a consignarlo. Asimismo, llevaré el asunto al tribunal, como ya lo he hecho,anteriormente, porque no estoy de manera alguna conforme con esa muy sui generis “repartición de la parte del León, Leonina”.


Es cierto, asimismo, que, como pasó en Campeche, va a bortar la venta de la biblioteca al gobierno, pues una Conaculta integrada por gente que ya tiene antecedentes del modo deshonesto de proceder de nuestro desequilibrado hermano, ni modo que se propongan adquirir una biblioteca con semejantes problemas de falta de legitimación.

También estoy dando aviso a todos los libreros anticuarios y bibliófilos del mundo, por Internet de que las ventas que realice Jorge Ramiro son ilegales porque está obrando en contra de los intereses de quienes tenemos todo el derecho a recibir una parte alícuota de las ganancias. No hemos convenido, autorizado esas ventas. Yo espero que tú intervengas, no para denostarme a mí e insultarme, sino con un espíritu de legalidad, equidad y de justicia.


La memoria de nuestro Padre no merece estos abusos cometidos por un vívales que se aprovecha de nuestra pasividad, tribulaciones y desinterés por lo pecuniario para arrebatarnos lo que nos pertenece por derecho divino y familiar. La buena Fe ha sufrido un duro golpe y ahora estamos en guardia. Voy a rescatar lo que me pertenece no como primogénito y asociado intelectual de mi Padre sino como hijo: punto.Y de hijo en defender los intereses de mis hijos. Ellos están dispuestos a ayudarme.

Te quiere y tiene esperanzas de que reflexiones y evites este atraco,



Livingston.




En Tajín 722, Colonia Letrán Valle, México, DF. a 8 de febrero del 2011, a cinco años de haberte escrito una denuncia parecida a ésta y a 13 años de la muerte de nuestro padre ocurrida el 27 de febrero de 1982,
Publicado por walterlivingston

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada